Virtualización de servidores directa

Directrices de virtualización compilados en el kernel

La principal diferencia entre los KVM VPS y prácticamente el conjunto de los demás modelos de servidores virtuales reside en el método de virtualización específico. Gracias a KVM, ha quedado en el pasado la necesitad de correr programas de virtualización adicionales en el anfitrión – en cambio las instrucciones del software necesarias se elaboran dentro del sistema operacional del host. Así se reduce considerablemente aquella parte de los recursos que el servidor debe reservar con el fin de ejecutar aplicaciones adicionales mientras que de hecho opera de tal modo que los mismos recursos estén disponibles a las máquinas huésped. La falta de este eslabón de comunicación extra además acorta los tiempos de espera de entrada/salida, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores directa

Acceder directamente a los recursos del servidor alocados

Disposición de los recursos del servidor alocados solamente a su favor

El método de virtualización revolucionario que se empleó para crear los Servidores Privados Virtuales KVM pone en práctica la idea de una eficiente utilización de los recursos del servidor a disposición. El método KVM se elabora directamente en el sistema operacional del host permitiendo que las máquinas guest se comuniquen sin intermediarios con el hardware del servidor sin tener que dirigir todas las consultas a través de una capa de virtualización. La mínima redundancia en este tipo de comunicación da lugar a un nivel de prestaciones considerablemente mejor del Servidor Privado Virtual.
Acceder directamente a los recursos del servidor alocados

Un máximo grado de control en lo que se refiere al SO

Plena libertad de cargar el sistema operacional que desee

Una limitación de los Servidores Privados Virtuales, en comparación con los servidores reservados, suele ser el sistema operativo en sí – en la mayoría de los casos no es posible instalar un sistema operativo que no forme parte de el elenco de sistemas operativos que existen en el sistema del proveedor. Cuando dispone de un VPS KVM, en cambio, es posible – en gran medida - instalar cualquier SO que sea compatible con las especificaciones de su servidor y el hardware del servidor principal. Un efecto oportuno que se ha conseguido gracias al método único de virtualización KVM. KVM es una parte integrante del SO del servidor, con lo que las máquinas huésped se comunican con el hardware de forma directa, sin la necesidad de una capa de comunicación adicional, presente en muchas otras soluciones de virtualización.
Un máximo grado de control en lo que se refiere al SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL